Notas de Bruselas

Presentación

Raimon Obiols publica en este blog sus comentarios sobre la actualidad.

Twitter

App para iPhone


Raimon Obiols NdB

Etiquetas

Traductor

Últimas noticias

Blogs y enlaces

  • RSS
  • Atom
  • « | Inicio | »

    “Más militantes en Wall Street y menos en Porto Alegre”

    Publicado por Raimon Obiols | 24 Septiembre, 2007


    Imprimir Imprimir

    “Necesitamos más militantes en Wall Street y menos en Porto Alegre”. Esta frase poco afinada (porque en Wall Street se pueden encontrar tiburones bursátiles, multimillonarios globales o doctrinarios ultraliberales, pero no “militantes“), pero en todo caso muy ilustrativa, es de un artículo reciente de uno de los propagandistas que querrían dinamitar la mayoría del Govern d’Entesa para restaurar un gobierno nacionalista “neocon” y conseguir el apoyo subordinado de ERC. 

    Asistimos, en los medios de comunicación y en el juego político, a una nueva tentativa de impostura para colocar los catalanes bajo la dirección de la derecha, en nombre de la identidad. En este sentido, la formula “más Wall Stret y menos Oporto Alegre”, que ciertamente no pasará a la historia del periodismo político catalán, tiene en cambio el mérito de la sinceridad. Señala aquello que hay detrás y en el fondo de la actual confrontación en el campo nacionalista: el intento de los sectores neoliberales y neoconservadores, más o menos “hayekianos”, vinculados sobre todo a CDC pero presentándose a menudo en una aparente bisagra entre CiU y ERC, para imponerse al soberanismo de izquierdas y ponerlo a su servicio. Se trata de una operación cultural, mediática y política, que cuenta con medios y apoyos relativamente potentes (los mismos, más o menos, de los que dispone CDC). 

    No se puede entender gran cosa de la actual agitación político-mediática en el campo “soberanista” (la pretensión petulante de “refundar el catalanismo”, la crisis de CiU, el nerviosismo de UDC, el surgimiento, semana sí, semana también, de una nueva “plataforma soberanista”, siempre con los mismos nombres, siguiendo la conocida táctica de Queipo de Llano en Sevilla, el 18 de julio de 1936), si no se tiene en cuenta este designio político de una dirección convergente exasperada. 

    Aquello que se pretende es poner a sectores de la juventud activa de Cataluña, utilizando el uso maniqueo del arma identitaria, detrás de la procesión restauradora del poder nacionalista conservador. Con la máxima gesticulación identitaria, las máximas alegrías maximalistas, la máxima explotación de los sentimientos. Jugando la carta de la identidad para conseguir un cheque en blanco. El esquema es de un maniqueísmo primitivo: “aquél que no es soberanista es españolista”, como se lee en un texto de uno de estos aspirantes a “spin doctors” de la derecha catalana. Un discriminante primitivo, absolutista y maniqueo, como impostura a extender con la pretensión de imponer la agenda de la confusión. 

    Recuperado el poder, ya vendrían las rebajas. Aquéllos a quienes les tiente este juego harán bien poniéndose la memorable foto de Mas en la Moncloa en la mesilla de noche, como recordatorio. 

    La Cataluña real, la del pueblo concreto, tiene ciertamente problemas y percepciones que no aceptan la simplificación extrema del la afirmación del choque identitario como bandera. Pero desde la izquierda sería un error considerable apoyarse en esta constatación para responder al discurso del soberanismo de derechas simplemente con el discurso de la gestión. Todo eso se produce en un momento que pide a gritos nuevos planteamientos de futuro para Cataluña, nuevos caminos de movilización de la conciencia colectiva popular, especialmente entre los jóvenes.

    Categorias: General, Política catalana | Sin Comentarios »

    Comentarios

    Security Code: