Notas de Bruselas

Presentación

Raimon Obiols publica en este blog sus comentarios sobre la actualidad.

Twitter

App para iPhone


Raimon Obiols NdB

Etiquetas

Traductor

Últimas noticias

Blogs y enlaces

  • RSS
  • Atom
  • « | Inicio | »

    Volviendo de Oriente Próximo

    Publicado por Raimon Obiols | 17 Febrero, 2012


    Imprimir Imprimir

    Acabo de regresar de un viaje a Oriente Próximo, que he hecho con el presidente de la Fundación de Estudios Progresistas Europeos (FEPSI) y ex-primer ministro italiano, Massimo D’Alema. Hemos estado en Israel, Palestina y Egipto. D’Alema, que ha sido ministro de asuntos extranjeros en Italia y durante su mandato jugó un papel importante en el conflicto del Líbano, es un buen conocedor de la región.

    El viaje ha sido muy intenso e interesantísimo. En los Territorios Palestinos hemos tenido conversaciones con numerosos representantes de la sociedad civil y política, entre los que destacan Salam Fayyad, primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina; Mustafa Barghouti, líder de la Iniciativa Palestina Nacional; Hannah Ashrawi, miembro del Consejo Legislativo Palestino, así como con miembros de la dirección de Fatah y de la OLP. En Israel, nos hemos entrevistado con Tzipi Livni, ex-ministra de Asuntos Exteriores y líder del partido Kadima; Yossi Beilin, ex ministro de Justicia y ex-presidente del partido progresista Meretz; Shelly Jachimovich, nueva líder del Partido Laborista, y el vice-primer ministro Shalom.

    En Egipto, hemos conversado con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil Al Arabi, y con los nuevos actores políticos fruto de las movilizaciones pacíficas que el año pasado acabaron con el régimen de Mubarak y que han supuesto la celebración de elecciones libres y democráticas en país. Nos hemos reunido con el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Kamel Amr, y el nuevo presidente del parlamento egipcio, Saad el-Katatni; con el líder del Partido de Libertad y Justicia (Hermanos Musulmanes), Mohamed Morsa; con el guía espiritual los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie; con el candidato a las elecciones presidenciales que tendrán lugar en los próximos meses, Amr Moussa; y con el presidente del partido liberal Al Wafd, El Badawi.

    No me es posible resumir aquí el contenido de todas estas conversaciones. Sólo haré unos comentarios.

    1) Al hilo de la primavera árabe, las cosas se mueven a gran velocidad en la región, con nuevas perspectivas de dignidad y democracia. Pero se mantienen y quizás aumentan los peligros de confrontación. La situación en Siria es terrible, pero de momento me parece descartable una intervención militar. De hecho, creo que bastantes, en las NNUU, respiraron aliviados por el veto ruso y chino en el Consejo de Seguridad. Juppé nos dijo ayer en el Parlamento europeo que “Bachar el Assad caerá”, pero de momento no parece fácil: cuenta con una parte de la población y con el ejército, y los movimientos de oposición siguen divididos.

    2) Paradójicamente, el conflicto Israel – Palestina está prácticamente bloqueado: la política israelinana consiste en “statu quo + prosecución de los asentamientos”. Con una opinión muy escorada a la derecha, el campo de los partidarios de la paz se ha reducido mucho. El gobierno de Netanyahu sitúa en primer plano el conflicto con Irán (amenazas de ataques preventivos incluidas) y me parece que lo utiliza para marginalizar la cuestión palestina. Los palestinos han firmado en Doha un nuevo acuerdo de reconciliación, pero hay divisiones en Hamas al respecto. En principio, harán elecciones pronto. Hemos oído a muchos hablar de la irrelevancia del Cuarteto y de la inviabilidad de la fórmula de dos Estados. Hablan de escenario “sudafricano”, de “primavera palestina” y de “intifada no violenta”.

    3) En Egipto, las cosas son de una fluidez extrema y nadie hace pronósticos. Hay un panorama de una extrema dispersión política, tres polos aparecen más en primera línea y – es lo mínimo que se puede decir – no son realidades homogéneas: los sectores democráticos que encabezaron hace un año la revuelta que hizo caer Mubarak, los islamistas que han ganado las elecciones, y los militares que conservan un gran poder. En breve habrá elecciones presidenciales. Los Hermanos musulmanes, con los que hablamos largamente, se esfuerzan en transmitir mensajes tranquilizadores. Si las cosas fueran bien, se podría configurar un equilibrio entre los tres sectores principales, con un Presidente respetado por todos, que avanzara la transición democrática y hiciera frente a la dramática situación económica y social. No está garantizado.

    Categorias: Mediterráneo, Parlamento europeo, Política europea | Sin Comentarios »

    Comentarios

    Security Code: