Notas de Bruselas

Presentación

Raimon Obiols publica en este blog sus comentarios sobre la actualidad.

Twitter

App para iPhone


Raimon Obiols NdB

Etiquetas

Traductor

Últimas noticias

Blogs y enlaces

  • RSS
  • Atom
  • « | Inicio | »

    “Indignaos!”: El fenómeno Stéphane Hessel

    Publicado por Raimon Obiols | 24 Enero, 2011


    Imprimir Imprimir

    En Francia se habla muchos estos días del éxito fenomenal que ha tenido un libreto de Stéphane Hessel que se titula Indignez-vous!. En los últimos meses se han vendido 600.000 ejemplares y se dice que tal vez llegue al millón de ventas. El texto (32 páginas, 3 euros) es un manifiesto contra la corrupción, la pobreza y las desigualdades, contra el poder absoluto del dinero, contra la indiferencia y el cinismo dominantes. Llamada a la resistencia frente a los intentos de recortar las conquistas sociales en beneficio de los más ricos: “La actual dictadura internacional de los mercados financieros amenaza la paz y la democracia. Llamamos las jóvenes generaciones a hacer vivir y transmitir los ideales de la Resistencia. Les decimos: tomar el relevo, indignaos! “. Como ha escrito Bernard Leon en Le Monde, “el texto de Hessel no tiene nada de extraordinario y a veces flirtea con los buenos sentimientos, pero proviene de un hombre extraordinario, con una historia, una personalidad, una sensibilidad y una humanidad que se oponen exactamente a la personalidad, la historia y la manera de ser de quien domina la actualidad política francesa: Nicolas Sarkozy “. ¿Quién es Hessel? Para empezar, tiene 93 años. Es un diplomático jubilado, resistente contra los nazis, detenido, deportado al campo de concentración de Buchenwald y evadido. Fue secretario de la comisión que redactó la Declaración universales de los derechos humanos de las Naciones Unidas, en 1948.

    La mayoría de la opinión publicada (que en Francia tampoco coincide demasiado, por lo visto, con la opinión pública), criticó el libreto y el autor. Quieren convencer a los lectores que el libreto es irrelevante y que su éxito es una moda casual y efímera. El texto, dicen, se lee en un cuarto de hora (como si el derecho a los mensajes breves fuera reservado a los portavoces del “pensamiento único” y la izquierda tuviera la obligación, para ser creíble, de redactar largos papeles sesudos). Es, añaden, “un libro que, al menos en su parte económica, es de una infinita debilidad”. De hecho, Hessel no habla de economía, se limita a recordar algunos principios del programa de la Resistencia, los “ideales siempre actuales de democracia económica, social y cultural”, que la derecha francesa denuncia repetidamente desde hace años. “El modelo social francés”, ha escrito uno de sus representantes, “es el puro producto del Consejo Nacional de la Resistencia … y ya ha llegado el momento de reformarlo, lo que el gobierno (Sarkozy) está haciendo. La lista de reformas? Es bien sencilla: tomar todo lo que se puso de pie entre 1944 y 1952, sin excepción. Esta es la lista. Se trata de deshacer metódicamente el programa del CNR “.

    En su opúsculo, Hessel dice exactamente lo contrario: “Todo el zócalo de las conquistas sociales de la Resistencia es hoy puesto en cuestión. El poder del dinero, tan combatido por la Resistencia, no había sido nunca tan grande, tan insolente y egoísta, con sus servidores directos incluso a las más altas esferas del Estado “.

    Un cronista de la derecha ha comparado Hessel a un “Papá Noel” que estas fiestas ha dejado a los franceses un regalo que “parece un abeto que abandonará pronto a la esquina, con sus bolas y girlandas”. Quizá sí, ya lo veremos. Los problemas económicos y sociales son hoy de una gran complejidad y las respuestas de la indignación, el rechazo y la resistencia, por sí solas, no son suficientes para hacerle frente.

    Hessel, a caballo entre los socialistas y los verdes, no se está de decirlo. “Qué puede salvarnos de la crisis?”, Le pedía hace pocos días un joven en un chat de internet, y Hessel respondía: “Sólo nosotros mismos, tomando en serio nuestro papel de ciudadanos y dando nuestra energía a la necesaria renovación de la dirección política de nuestro país “. “Con Martine Aubry?”, Le pedía otro. Respuesta: “si ella u otra personalidad del partido socialista llegara a la presidencia, estoy convencido de que se podrían hacer progresos importantes no sólo en Francia sino en Europa”. En una época de manipulación dominante de la derecha mediática, de individualismo, indiferencia y resignación difusos, el mensaje indignado de un viejo resistente, y la inmensa acogida que ha tenido en Francia, son quizás síntomas que el viento cambia y que algo se está incubando, tal vez toda Europa.

    Categorias: General | Sin Comentarios »

    Comentarios

    Security Code: