Notas de Bruselas

Presentación

Raimon Obiols publica en este blog sus comentarios sobre la actualidad.

Twitter

App para iPhone


Raimon Obiols NdB

Etiquetas

Traductor

Últimas noticias

Blogs y enlaces

  • RSS
  • Atom
  • « | Inicio | »

    Ideas y elefantes

    Publicado por Raimon Obiols | 18 Diciembre, 2007


    Imprimir Imprimir

    Desde hace unas tres décadas, el socialismo y la izquierda en general han quedado sobrepasados culturalmente por un proceso de innovación muy potente que surgía de la derecha: han sido décadas de hegemonía neoliberal (y también, a menudo en correlativa correspondencia, de reforzamiento de los fundamentalismos y identitarismos en el mundo). En general, las respuestas de la izquierda no han sido adecuadas. O bien han sido respuestas rígidas, centradas muy principalmente en la defensa de las conquistas del pasado, sin introducir elementos propositivos de cara al futuro (reforzando así el cliché que hablaba de “vieja izquierda”), o bien han sido respuestas de adaptación y mimetismo en relación a la hegemonía ideológica y al colonialismo narrativo del neoliberalismo.

    Crece la conciencia de este hecho, y aumentan las ganas de trabajar por una reconquista de hegemonía, de cambiar al modelo cultural dominante. En la sociedad actual de comunicación de masas, ideología de consumo, entretenimiento, consumismo y culto de las marcas, el modelo cultural se convierte en modelo social y en modelo político. Es en el interior de los individuos que se plasma, de forma cotidiana, la aceptación acrítica del orden existente en el mundo, o por el contrario la voluntad de superar sus injusticias, hacer frente a sus violencias y corregir su ruta hacia posibles desastres futuros, sociales, culturales y ecológicos.

    Manuel Castells
    ha observado en un artículo, en relación a esta conciencia en aumento de la necesidad de un cambio de hegemonía,  el entusiasmo que ha despertado en los medios demócratas y progresistas de los Estados Unidos la teoría de George Lakoff. Esta reacción se ha producido también en nuestro país, donde el texto de Lakoff “¡No pienses en un elefante”! se ha convertido en un libro de culto en algunos ambientes. Castells ha escrito que “cuando este académico mundialmente famoso, catedrático de ciencia cognitiva en Berkeley, da una de sus frecuentes charlas a lo largo de la geografía de los EE.UU., miles de personas hacen cola para escucharlo”. Y ha añadido: “No van movidos por un interés científico sino por su frustración política. Les quema el sentimiento de ver cómo sus conciudadanos siguen votando a George W. Bush y a los neoconservadores a pesar del deterioro de su nivel de vida y la continuación de una guerra que rechaza la mayoría de la población”.

    Lakoff dice que la razón se encuentra en la capacidad de los estrategas republicanos para activar las estructuras mentales inconscientes que motivan nuestros comportamientos, por encima de nuestros intereses o de los datos de la realidad. “Su idea”, dice Castells,” es muy simple … La ciencia cognitiva ha establecido que pensamos en términos de marcos mentales y metáforas, antes de entrar en el razonamiento analítico. Estos marcos mentales (“frames”) tienen existencia material, están en las sinapsis de nuestro cerebro, configurados físicamente en los circuitos neuronales. Cuando la información que recibimos (los datos) no se conforman en los marcos inscritos en nuestro cerebro, nos quedamos con los marcos e ignoramos los hechos”.

    Lakoff
    sostiene que la derecha neoliberal y neoconservadora ha conseguido activar estos marcos en gran parte de la población norteamericana. “No por casualidad”, dice Castells,” sino como resultado de una larga estrategia, desde hace tres décadas, por contrarrestar la hegemonía demócrata en la población. Financiaron con decenas de millones de dólares fundaciones y programas de investigación, reclutaron universitarios, publicistas, periodistas, escritores, especialistas de la imagen, y fueron perfeccionando progresivamente su lenguaje y su temática”.

    En resumidas cuentas: Lakoff sostiene que la mayoría de la gente no vota por sus intereses sino en función de su identidad. Los ciudadanos votan “según su identidad, sobre la base de como se ven en sí mismos, de qué valores tienen, de qué admiran, de a quién admiran”. Son los estereotipos culturales y morales los que más directamente enmarcan el voto, bien sea por afinidad o por rechazo. Aquello que importa son las ideas, los valores, las identidades. Pero como todos vivimos con diferentes marcos de referencia, el combate por la hegemonía de las ideas consiste al activar valores latentes: desde la izquierda, por ejemplo, al hacer que la solidaridad gane puntos en relación a la competitividad individualista, o que el deseo de paz sea más fuerte que el miedo y la agresividad que  de él se deriva.

    Lakoff rechaza el simplismo que reduce sus planteamientos a una simple cuestión de manipulación lingüística, de envoltorio … Acusa en este sentido a los demócratas de concentrarse en las imágenes, de querer seducir más que convencer, y de cambiar de posiciones en función de las encuestas. Los neoconservadores, dice, han tenido la coherencia de articular estrategias de comunicación afirmando claramente unos valores, diciendo exactamente lo que son y lo que quieren.

    “La idea de que la simple racionalidad o el cálculo del interés propio no es el determinante central del comportamiento es sobradamente aceptada, como muestra el éxito de los análisis en términos de inteligencia emocional,” dice Castells, “aunque en el ámbito de la política hay más resistencia a aceptarlo, porque las ideologías liberal o marxista del progreso mediante la razón han ido arrinconando los valores y la identidad como fuentes de motivación en el espacio público”. Estos planteamientos son muy interesantes a la hora de debatir sobre una reanudación del combate ideológico de las izquierdas y del socialismo.

    Además del libro de Lakoff No pienses en un elefante, aquí hay dos interesantes artículos suyos:

    http://www.rockridgeinstitute.org/projects/strategic/simple_framing

    http://www.prospect.org/cs/articles?article=framing_the_dems

    Categorias: General, Socialismo | 1 Comentario »

    Una Respuesta para “Ideas y elefantes”

    1. Enric Pina escribió:
      Julio 1st, 2008 at 12:11

      Siguiendo las opiniones o razonamientos anteriores, hay un tema nada desdeñable si queremos rehacer nuestro marco o grupo de opinion, recuperar, desde un lenguaje inteligente y facil, los principios desde una espiritualidad Laica, donde se considere a las religiones un aporte cultural de la construccion egoica, evitando la confrontacion con la iglesia Catolica sobretodo con la Conferencia episcopal, en una sociedad moderna con acceso a la informacion es posible reducir las “creencias” que provengan de los miedos y la intolerancia, solo es necesario ordenar el debate.
      Personalmente creo muy interesante los derroteros que nos ofrece para el debate Lakoff, reactivanto la teoria de los grupos de Opinion.

    Comentarios

    Security Code: