Notas de Bruselas

Presentación

Raimon Obiols publica en este blog sus comentarios sobre la actualidad.

Twitter

App para iPhone


Raimon Obiols NdB

Etiquetas

Traductor

Últimas noticias

Blogs y enlaces

  • RSS
  • Atom
  • « | Inicio | »

    Francia: mujeres y política

    Publicado por Raimon Obiols | 1 Mayo, 2007


    Imprimir Imprimir

    La alta participación electoral fue una buena noticia de la primera vuelta de las presidenciales francesas. Guénaëlle Gault, directora de estudios de opinión en TNS-Sofres y autora de un libro interesante («Pour en finir avec la politique à Papa») ha señalado algunas causas: la edad de los principales candidatos, el hecho de que se presentaban por primera vez, y también el dato de que Ségolène Royal es una mujer.

    En nuestro país vecino, como escribe Anne Chemin a “Le Monde”, “las relaciones entre las mujeres y la política han estado marcadas durante mucho tiempo por las ocasiones fallidas”. En la vanguardia de Europa a la hora de acordar, durante la Revolución francesa, los «derechos del hombre y el ciudadano» y después (en 1848) el sufragio «universal» masculino, Francia tuvo que esperar un decreto del general De Gaulle, de 1944, para ver reconocido el voto de las mujeres.

    Es decir: mucho más tarde que la mayoría de las otras democracias. Como recuerda Anne Chemin, Nueva Zelanda reconoció el voto a las mujeres en 1893, Australia en 1902, Finlandia en 1906, Dinamarca en 1915. Gran Bretaña, Alemania y Austria lo acordaron inmediatamente después de la Gran Guerra. Y después, entre las dos guerras mundiales,  lo hicieron el Líbano, Turquía, España, Brasil, Uruguay …

    Las cosas avanzaron en Francia con la ley sobre la paridad del gobierno Jospin, en el 2000. Pero aún hoy, en la Asamblea nacional, sólo hay un 12% de mujeres, porcentaje que sitúa Francia en el 88º lugar mundial, detrás de Etiopía, Pakistán o Senegal. Algunos partidos prefieren pagar multas (en el 2005, la UMP de Sarkozy pagó 4,2 millones de euros, y la UDF de Bayrou 660.000 euros) para no tener que respetar la paridad.

    No es extraño que la posibilidad de que Ségolène Royal se pueda convertir en presidenta haya producido un gran efecto en la opinión. Si es elegida reforzará el equipo, todavía reducido, pero que ya empieza a ser consistente, de las mujeres jefes de estado: Michelle Bachelet (Chile), Tarja Halonen (Finlandia), Michäelle Jean (Canadá), Mary Mc Aleese (Irlanda), Vaira Vike-Freiberga (Letonia), Ellen Johnson (Liberia) y Glòria Arroyo (Filipinas), a las que hay que añadir siete mujeres más que son jefas de gobierno (entre ellas, Angela Merkel).

    Categorias: General, Política europea | Sin Comentarios »

    Comentarios

    Security Code: